Mañana tu casa y tus parques serán míos

Evo Morales anunció que el día de mañana, lunes 26 de marzo, presentará ante la Asamblea Legislativa Plurinacional el anteproyecto de Ley de Derecho Propietario y Regularización de la Propiedad sobre Bienes Inmuebles Urbanos, que fue diseñado en la más absoluta reserva junto con los miembros de la Confederación y las Federaciones de Juntas Vecinales (Fejuve) del país, con el objetivo de “agilizar los trámites de regularización” de posesiones inmobiliarias y así permitir que muchas personas adquieran la propiedad por el sólo transcurso del tiempo (usucapión), simplemente presentando documentos y testigos que acrediten que el vecino vive en un terreno. Fue en Chuquisaca y el pasado jueves cuando Morales dijo que las familias que viven desde hace 5 a 20 años en una vivienda podrán acceder al título propietario. Por enésima vez, nuestro ciudadano Presidente desató una nueva confusión entre la ciudadanía, a tal grado que algunos propietarios de inmuebles han comenzado a temblar al imaginar que sus inquilinos o anticresistas los desalojen con el amparo de los legisladores del masismo y el apoyo de algunas Fejuve, a las que se les asignará la misión de imprimir control social para que el “trámite sea transparente”.

Lo que nos extraña es que no existe ciudadano honesto o institución digna alguna que tenga el anteproyecto en sus manos, o que haya participado de las “miles de reuniones de socialización” que aseguran los funcionarios de gobierno se han realizado. Allá por agosto de 2010, ya se generó un ambiente de confusión cuando se conoció un anteproyecto de esta ley, pese a que el vicepresidente García insistía que el Gobierno nunca elaboró o presentó algún proyecto de ley sobre la propiedad de bienes inmuebles urbanos; y que todo se trataba de una «guerra sucia política». Después de una polémica que duró dos meses, la presidenta de la Comisión de Autonomías y Territorialidad de la Cámara de Diputados, Betty Tejada, dijo que el trabajo legislativo para la aprobación de cualquier proyecto de ley sobre inmuebles urbanos dependería sustancialmente de los resultados del Censo de Población y Vivienda que se tenía previsto efectuar para el año 2011. Inmediatamente el anteproyecto de ley quedó archivado.

Sólo saben los dioses azules si algún día o año se desarrollará el Censo, pero ¿cuál fue la razón para reflotar este anteproyecto? Lo que ha ocurrido es que el partido de Gobierno no ha podido desparasitarse de los cabecillas de los movimientos de «toma tierras», «toma lotes», “sin techo”, “sin casa” y otros afines, que están diseñando poderosas empresas inmobiliarias del socialismo comunitario; y lo que es peor, están queriendo legitimar y legalizar “loteos” sobre áreas verdes, zonas destinadas a mercados, hospitales y escuelas o sobre fajas de preservación ecológica. Esta gentuza abusiva y oportunista que se encaramó detrás de las juntas vecinales, afines al masismo, tienen la excusa perfecta para despojar los inmuebles urbanos, públicos o privados, que supuestamente no cumplan una función económica o social. Por ejemplo, el Parque Nacional Tunari será una muestra palpable de lo que se viene para mal, ya que desde la óptica de los perversos, este parque no cumple una función social y por tanto aseguran ellos su urbanización y loteo.

Para evitar este crimen de lesa humanidad y que todo quede en una simple evada, es urgente que el Gobierno «socialice» el proyecto de ley con las autoridades municipales, alcaldes y concejales, más los propietarios de verdad, así como es importante que la sociedad civil organizada y el pueblo honorable asuman su derecho de participar de la discusión, de tal modo que actúen como tales y no como un instrumento de gavillas de traficantes y especuladores creadas por el oficialismo para enriquecerse, muy lejos de los valores de honradez y decencia.

error: El contenido textual de gonzalesyaksic.com está protegido en Bolivia por la Ley Nº 1322.