El 4 de mayo, otro feriado nacional

El gobierno no está improvisando en el acecho sobre los grupos dominantes de Santa Cruz y contra el sentimiento generalizado de llegar a la madrugada del lunes 5 de mayo con un estatuto autonómico aprobado por la mayoría de los votantes registrados. Por la obra y la gracia de los movimientos sociales del MAS no se logrará que los dos tercios de los bolivianos y bolivianas que viven en Santa Cruz voten por el SI.  Lo que se percibe es que el MAS se ha propuesto abortar el intento autonómico, primero en las urnas el 4 de mayo y al día siguiente en las calles.

Estamos a una semana de la desobediencia civil anunciada.  Hemos llegado a tocar los amarillos campos de la intuición; y con una disposición especial para actuar como los insectos.  Cuando se toma un palo para cambiar de posición una colmena de avispas y enviarla del techo al piso, ya nos percatamos de lo que pasa; y ocurre lo mismo cuando introducimos el dedo índice en la boca de un hormiguero.  Estás imágenes nos obligan a preguntar: ¿quién tiene el palo o el poder? y ¿será que las avispas se quedarán quietas?.  Cualquier respuesta sólo nos confunde, pero nos explica que no estamos preparados para afirmar si estamos actuando impulsados por la pura emoción y el instinto; o abrazados del razonamiento.

El ejercicio del poder frenético y la rutina del acoso ha correspondido al gobierno.  No ha perdido un solo instante para molestar a los ganaderos y terratenientes de Camiri, con funcionarios a cuestas; para descubrir esclavitud y cautividad en lugares donde no existe; para prohibir la exportación de aceite a país donde hay que imponer la escasez; para congelar cuentas fiscales de la prefectura de Santa Cruz; para organizar nuevamente la toma de tierras; para revisar si los líderes cívicos pagan impuestos, etc.

Muy ingenuo, uno de los miembros inferiores del grupo cortesano del gobernador Morales, dijo que no importaba quién tenía la razón en el asunto del 4 de mayo, lo que importa es saber quién tiene el poder.  Sin duda que el poder legal lo ostenta el miembro superior de Palacio Quemado, pero debemos insistir que el poder real está en Caracas, es decir en la cabeza.  Este vasallaje demuestra una obediencia incondicional para cumplir las órdenes y decisiones que se toman en otro palacio. Y cuando el general venezolano conduce una guerra a control remoto, confiando en sus sargentos nativos e ignorando la calidad y la cantidad del enemigo, la derrota está asegurada, peor si la guerra está dirigida contra la idea de la autonomía que está sembrada en todo el país. Otra guerra que perderá Chávez en Bolivia; y obviamente sus sargentos.

Si en otros temas el gobierno no cumple la Constitución Política del Estado, mal puede tener la razón para exigir que el estatuto cruceño se someta a la Carta Magna, y menos tiene el poder suficiente para hacer que se cumpla su exigencia de sometimiento a la ley; por lo tanto el poder lo tienen los autonomistas de Santa Cruz. El 4 de mayo parece que será anotado en el calendario de 2009 como un feriado nacional más, y con color rojo.

error: El contenido textual de gonzalesyaksic.com está protegido en Bolivia por la Ley Nº 1322.