Chile y la guerrita que nos faltaba

Al mejor estilo de las movilizaciones cocaleras en Bolivia que recordamos antes de 2006, el líder opositor peruano Ollanta Humala, movilizó a dos millares de personas hacia la frontera sur de su país con Chile, para recuperar de forma simbólica los territorios que el Perú perdió en la Guerra del Pacífico de 1879. Desde Tacna hasta Tarapacá será el objetivo territorial que Ollanta y sus nacionalistas peruanos quieren recuperar por la fuerza para lo cual están dispuestos a dar la vida, y mejor si sus hermanos altoperuanos se unen al esfuerzo y mediante la solidaridad internacional se permitirá a Bolivia, casi gratis, recuperar esa costa marítima añorada, desde el Loa, pasando por Antofagasta, Tocopilla hasta más allá de Taltal.

Ya nos estaba extrañando ese silencio cómplice del gobierno de Bolivia, sobre nuestras relaciones diplomáticas con Chile.  Este año no se recordó la pérdida de la guerra del mar con el fervor y el patriotismo de antes.  Algo raro pasaba el 23 de marzo.  Lo que vemos es muy simple.  En Bolivia existe un vacío enorme que ha incrementado la desconfianza y la desesperación.  Este vacío afecta a todos incluido el gobierno; y peor aún a las fuerzas opositoras bolivianas, que han llegado a un grado de orfandad tal que la aparición de un nuevo líder sólo generaría más desconfianza.  Todo apunta a que el gobierno tiene servida la solución y oficialmente emprenderá la tarea fácil de unir a los bolivianos en torno al himno: …………, dejando de lado el tema de la constituyente, las plurinacionalidades, las autonomías, el estado de derecho, y hasta la mismísima coca.

En lo peor del gobierno militar argentino de 1982, los gobernantes se aventuraron a recuperar las Malvinas, sólo con el fin de unir al pueblo; y terminaron uniéndolo con la derrota en una guerra absolutamente desproporcionada.  Ahora, parece que todo apunta a nuestro gobernador Morales y al líder peruano Humala y sus secretos afanes para utilizar la derrota de 1879 y los territorios perdidos, como fundamento básico para iniciar una campaña mediática sin precedentes que los transforme en los paladines victoriosos en la segunda guerra del pacífico.

error: El contenido textual de gonzalesyaksic.com está protegido en Bolivia por la Ley Nº 1322.