El pasado y el futuro tributario de la Caja Nacional de Salud

La Caja Nacional de Salud sigue anclada en las prácticas administrativas diseñadas a mediados del siglo pasado.  Esa fosilización la ha enfrentado con la realidad del presente e incluso le cuesta mucho entender que la elección de un administrador por concurso y selección especializado había sido una práctica que responde a la modernidad. 

Ya hace tiempo atrás con la reforma del sistema de pensiones en 1987, se está regularizando y transparentando los seguros sociales obligatorios.  Pero la Caja Nacional de Salud persiste en privilegiar su faceta recaudadora en detrimento de su fin social y de seguridad.  Un asunto concreto y pendiente de solución es el relativo al cobro de Bs. 100 que realiza la CNS para efectuar los servicios de exámenes preocupacionales de cada trabajador nuevo y de cualquiera que cambia de empleador; y lo que es peor no entrega algún documento con fines fiscales, concretamente no entrega una factura.  El problema no queda ahí.

La CNS es un contribuyente del sector público como cualquier otro; y falta saber si habrá obtenido su Número de Identificación Tributaria.

El pago por los exámenes preocupacionales no constituye un tributo, y menos es una contribución especial de seguridad social, sino simplemente un gasto que deberá estar respaldado en la contabilidad empresarial con la correspondiente nota fiscal o documento equivalente que acredite el egreso y otorgue el beneficio del crédito fiscal correspondiente.

•          No existe normativa que incluya estos servicios de revisión médica extraordinaria dentro de las contribuciones sociales.

•          Este cobro por los exámenes preocupacionales de forma separada de los aportes patronales para la seguridad social a corto plazo, constituye hecho generador del IVA.

•          Los artículos 92 y 94 de la Ley 843 derogaron tácitamente el artículo 169 del Código de Seguridad Social y los artículos 304 y 481 de su Decreto Supremo reglamentario.

Mediante nota SL/849/03 consultamos a ustedes si las disposiciones abro-gatorias contenidas en los artículos 92 y 94 de la Ley 843 alcanzan a los artículos 169 del Código de Seguridad Social y 304 y 481 de su Decreto Supremo reglamen-tario, entre otras preguntas.  Con el fin de lograr una interpretación oficial, emitimos esta nueva nota para ampliar la consulta en el siguiente sentido:

¿Si el impuesto a la renta a que se refiere el artículo 481 del Decreto Supremo Reglamentario del Código de Seguridad Social ESTA VIGENTE O FUE ABROGADO POR EL ARTÍCULO 92 DE LA LEY 843?

Sobre el particular expresamos nuestra interpretación que conforman la opinión institucional:

•          Los artículos 92 y 94 de la Ley 843 derogaron tácitamente el artículo 169 del Código de Seguridad Social y es especial el artículo 481 de su Decreto Supremo reglamentario, debido a que el impuesto a la renta de empresas o de personas ya no existe.

•          Si bien es cierto que el artículo 169 del Código de Seguridad Social indica que se libera a la Caja Nacional de Salud de “todo impuesto creado o por crearse”, no es menos cierto que el artículo 64 del Código Tributario (Ley 1340) estipula que la exención no se extiende a los tributos instituidos con posterioridad a su establecimiento. Las liberaciones o exenciones del IVA, IT e IUE fueron instituidas con posterioridad a 1956, precisamente en 1986 para el IVA e IT, y en 1995 para el IUE y bajo ningún concepto legal o constitucional, la Caja Nacional de Salud puede gozar de un beneficio que las leyes vigentes no le brindan.

•          En otras palabras el espíritu del artículo 169 se refería a los impuestos vigentes en 1956, de los cuales ninguno existe ahora y respecto a “los impuestos por crearse” se observa la inconstitucionalidad sobrevenida de la liberación, porque la Constitución Política del Estado de 1995 determina que “los impuestos y demás cargas públicas obligan igualmente a todos. Su creación, distribución y supresión tendrán carácter general, debiendo determinarse en relación a un sacrificio igual de los contribuyentes” (artículo 27).

•          Respetando el espíritu del artículo 65 del Código Tributario (Ley 1340) corresponde confirmar que cualquier exención concedida con plazo determinado no puede ser derogada ni modificada por Ley posterior, pero las liberaciones tributarias e impositivas estipuladas en el Código de Seguridad Social de 1956 son indeterminadas y habrían sido abrogadas tácitamente, no sólo por la Ley 843, sino por la Ley 1340 que en su el articulo quinto de las disposiciones finales estipula que “se derogan y abrogan todas las disposiciones contrarias a la presente Ley”.

error: El contenido textual de gonzalesyaksic.com está protegido en Bolivia por la Ley Nº 1322.