Feminismo

  • El sofá de cuero

    Las aguas volvieron a su cauce después de que una multitud desordenada y confusa de bolivianos obtusos fue utilizada para debatir, gratuitamente, sobre la imagen de una mujer esparcida eróticamente en un sofá de cuero. Los empresarios posicionaron hábilmente en las mentes débiles lo que querían: vender sofás de cuero o, por lo menos, hacer que el nombre de la empresa sea un sinónimo de esos lujuriosos sofás. Se trata pues de un mecanismo  de mercadeo y que esta empresa ha empleado en años pasados. Ninguna novedad y hasta aquí todo está claro.

    Leer más…

  • Entre una niña y una mujer hay un concurso

    Al grano. Cabe pensar y repensar en la posibilidad de eliminar, de cuajo y con ley de por medio, cualquier concurso que tenga como elemento discriminador la belleza física; y declarar como delito de lesa humanidad la promoción de eventos de belleza para niños o niñas. Sería también un logro trascendental declarar ilegales a todas las empresas y oficinas que lucran con estos acontecimientos y utilizan materialmente a mujeres, subjetiva y simplemente bellas, en esos procesos rotativos para usarlas y después desecharlas por otras más bellas o más jóvenes. Algunas muestras de coraje para plasmar esta propuesta ya se han

    Leer más…

  • El llanto de las reinas de belleza

    Una nota degradante contaminó las celebraciones del bicentenario y se produjo  el martes pasado en el certamen de belleza “Miss Cochabamba 2010”. Mucho alcohol, poca feromona, ausencia de estética, señoras histéricas, lágrimas de cocodrilo, gritos de “fraude”, agresiones físicas a  los jurados y  organizadores, fueron los primeros detalles de escándalo que llegaron a los oídos de las cochabambinas y los cochabambinos sensatos, que no participan de estos infelices eventos. Gracias a Dios el concurso pasó, antes y después, tan desapercibido que hasta los parientes consanguíneos de las mises defraudadas decidieron olvidar el incidente. Esta clase de concursos de belleza han

    Leer más…

error: El contenido textual de gonzalesyaksic.com está protegido en Bolivia por la Ley Nº 1322.