Contrabando

  • Los chutos y la bancarrota nacional

    Lo que el Gobierno tiene que hacer es radicalizar su negativa y repudiar enfáticamente cualquier intento para nacionalizar los vehículos chutos. Además, tiene que andar con pies de plomo, porque los temas tributarios se han constituido en su talón de Aquiles. Yo no olvido sus dos últimos pasos en falso que son el Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF) y el famoso “impuesto a los servicios digitales”.

    Leer más…

  • Asociación nacional de contrabandistas

    De caer en la trampa de los contrabandistas, el Gobierno mandará el mensaje de que en este país es legítimo dejar de pagar impuestos o convocar públicamente a dejar de pagarlos, para posteriormente solicitar una amnistía o una condonación tributaria con la seguridad que el presidente Lucho se la otorgará.

    Leer más…

  • Lucho y los chuteros

    Los servidores públicos que diseñan la política tributaria de Bolivia deben pensar dos veces antes de proyectar un nuevo “perdonazo” de impuestos en beneficio directo de estos contrabandistas, además deben valorar exhaustivamente los costos y beneficios que esa amnistía tributaria conlleva.

    Leer más…

  • El caos vehicular con gasolina y placas

    Cada día es más agobiante la circulación por cualquier calle de nuestras principales ciudades. Los conductores sensatos viven una calamidad sentimental cada vez que tienen que ingresar a los centros citadinos conduciendo sus vehículos. Los embotellamientos, denominados en este triste país “trancaderas”, nos dan una señal de la cantidad inmensa de vehículos que circulan, inundando las calles y avenidas sin piedad. Parecería una característica más de desarrollo y modernidad, pero en realidad es el resultado de algunos compromisos políticos que hay que cumplir antes de octubre de 2019. Si mis lectores han observado con algo de detalle, este último tiempo

    Leer más…

  • Un auto chuto es un voto

    Como siempre, el poderoso con una mano somete a cualquier necio que paga impuestos con la promesa de no elevar sus cargas fiscales y con la otra libera a las castas que le son afines de cualquier obligación tributaria. Son los cocaleros vinculados al narcotráfico; los comerciantes minoristas atados al contrabando, los transportistas y los cooperativistas mineros, que juntos se han convertido en un clan favorecido que ha disfrutado de unos incrementos portentosos en sus ingresos y ganancias muy lejos del principio de la igualdad tributaria.

    Leer más…

  • El contrabando conspira junto con el gobierno

    El nuevo Estado Plurinacional se encuentra inmovilizado y en medio de unas lagunas cargadas de inmorales actitudes provocadas por omisiones y negligencias inexcusables de los gobernantes bolivianos, que sin duda están  aliados con los sectores del trasportes y del comercio minorista, muy afines al contrabando y  la informalidad. Fue en 2003 cuando estos sectores convencieron a la comunidad entera para que el contrabando sea visto como un “mal menor absolutamente comprensible”. Así se diferenció entre el contrabando «menor», que constituyó una simple contravención tributaria, y el otro denominado «mayor», considerado como un delito y con una pena de tres a

    Leer más…

error: El contenido textual de gonzalesyaksic.com está protegido en Bolivia por la Ley Nº 1322.