Cochabamba

  • La brujería y los impuestos municipales

    Unas pocas semanas atrás, la autoridad tributaria de la Alcaldía de Cochabamba ocupó los medios de comunicación para denunciar que un par de sujetos llegaron en autos lujosos a las puertas de la oficina de recaudaciones, ubicada en la plaza Colón, y esparcieron en el frontis aceites, unos preparados especiales con polvos y sal. Según las averiguaciones realizadas por esa autoridad se trataría de un evidente acto de magia negra para que el trabajo de los servidores públicos “sea malo… no se reciban ingresos… y… no se generen recaudaciones tributarias” y, ante todo, para que “le vaya mal a la

    Leer más…

  • ¿Estar libre o ser libre?

    Quiero matizar este domingo con algunos colores. Sin que le conste nada a la ciudadanía de este triste campanario, parece que el alcalde del casco verde ha recobrado su libertad y también sus atribuciones administrativas, después de que un tribunal de jueces azules revocara la detención domiciliaria a la que estaba sometido. Es que esta noticia, transmitida por la prensa amarilla muy volcada al sensacionalismo, ha reflejado una mueca muy deteriorada y desdibujada del alcalde en libertad. Me extrañó esta imagen, porque he visto a un hombre muy atormentado y triste, con un rostro muy diferente al que solía fingir

    Leer más…

  • Congelamiento de cuentas bancarias

    Algunos contribuyentes del municipio de Cochabamba están sufriendo las consecuencias de las medidas coactivas que ha ejecutado, entre ellas la retención o el congelamiento de fondos en las cuentas bancarias por la omisión del pago de tributos, que en la mayoría de casos se deben a contratos de venta de vehículos, que no han completado las formalidades del cambio de nombre de los propietarios. La retención de fondos está contemplada en el Código Tributario y se aplica sobre la base de un documento ejecutivo que ha sido previamente notificado al contribuyente mediante publicaciones de prensa que solo los privilegiados y

    Leer más…

  • Perseguido político corrupto

    Durante todo el siglo XX los partidos políticos bolivianos se caracterizaron por repartir favores y prebendas entre sus militantes de las jerarquías más altas, sin considerar a los estamentos bajos, contentándolos con baratijas. Generalmente estas redes corruptas no permitían que otro tipo de intereses ingresen en el círculo inmoral. Ya en el siglo XXI se ha establecido un nuevo mecanismo que distribuye de manera justa y equilibrada los productos del envilecimiento político, entre los jerarcas y los subalternos que organizan transversalmente todo el proceso delictual. Sin dudar, afirmaría que se ha democratizado el acceso a la corrupción, desde las bases

    Leer más…

  • Talar un comerciante para plantar un árbol.

    Planteo a mis lectores la siguiente conjetura: Como el Corso se debe realizar de forma inevitable, un comerciante adquirió los derechos para instalar sus graderías en un sector de la Avenida Ramón Rivero, y observó que unos árboles de álamo obstaculizaban su negocio. Inmediatamente pidió a la Intendencia, instancia municipal de protección oficial de los comerciantes informales, para que talaran de cuajo esos árboles. Desde la Intendencia se dio la orden directa a la empresa municipal de áreas verdes (EMAVRA) y sin más trámite los taladores profesionales procedieron a derribar los árboles. Lo que sigue ya es de dominio público.

    Leer más…

  • Joca y el poder de la insistencia

    Durante estos dos últimos años los empresarios españoles que ejecutarán la obra del tren metropolitano de Cochabamba, han recibido expresiones hirientes a la dignidad de sus personas y a su imagen empresarial. No son pocos los ciudadanos cochabambinos que les han dicho que son corruptos y les han acusado de suscribir contratos lesivos contra el patrimonio del Estado Plurinacional de Bolivia, por las groseras propuestas del precio de esa obra. En cualquier país, edificado sobre la base sólida del estado de derecho, esas sindicaciones injuriosas o calumniosas, se procesan y sancionan penalmente a denuncia de los afectados.

    Leer más…

error: El contenido textual de gonzalesyaksic.com está protegido en Bolivia por la Ley Nº 1322.