Arboles

  • Talar un comerciante para plantar un árbol.

    Planteo a mis lectores la siguiente conjetura: Como el Corso se debe realizar de forma inevitable, un comerciante adquirió los derechos para instalar sus graderías en un sector de la Avenida Ramón Rivero, y observó que unos árboles de álamo obstaculizaban su negocio. Inmediatamente pidió a la Intendencia, instancia municipal de protección oficial de los comerciantes informales, para que talaran de cuajo esos árboles. Desde la Intendencia se dio la orden directa a la empresa municipal de áreas verdes (EMAVRA) y sin más trámite los taladores profesionales procedieron a derribar los árboles. Lo que sigue ya es de dominio público.

    Leer más…

  • El arbolito de la maldición

    La Intendenta Municipal, con una sorna despectiva, nos dijo que “tenemos que aguantar a los comerciantes en las calles hasta que tengamos mercados nuevos”. No quiero ni pensar que ella cree que los ciudadanos somos estúpidos. Lo que yo sí creo es que ella es parte de un acuerdo corrupto y vil ideado el siglo pasado por una matriarca y un agente inmobiliario, convertido en alcalde, que se labró en piedra para entregar a los comerciantes nuestras calles. Esta permisión calamitosa potenció el carácter paternalista y autoritario de ese burgomaestre y de cada uno de sus sucesores, incluido el alcalde

    Leer más…

error: El contenido textual de gonzalesyaksic.com está protegido en Bolivia por la Ley Nº 1322.